Bicentenario

BICENTENARIO DEL NACIMIENTO DE BAHÁ’U’LLÁH

Que vuestra visión abarque el mundo…”    Bahá’u’lláh

A lo largo de la historia, Dios ha enviado a la humanidad una sucesión de Educadores divinos—conocidos como Manifestaciones de Dios—cuyas enseñanzas han servido de base para el avance de la civilización. Estas Manifestaciones han incluido a Abraham, Krishna, Zoroastro, Moisés, Buda, Jesús y Muhammad. El más reciente de estos Mensajeros, Bahá’u’lláh, explicó que las religiones del mundo provienen de la misma Fuente y que son, en esencia, capítulos sucesivos de una sola religión de Dios.

Baha’u’llah nació en 1817, y por lo tanto, el 2017 es un año histórico en que el mundo celebra el bicentenario, o doscientos años, de la llegada al mundo de uno y el mas reciente de estos Educadores Divinos.

Por motivo de este gran y feliz acontecimiento, los bahá’ís en todas partes, junto a sus allegados, están compartiendo sobre la vida  y enseñanzas de este Gran Ser en todo el mundo. Y del 20 al 22 de octubre de 2017, los bahá’ís, sus amigos, familiares, compañeros y conocidos llevarán a cabo millares de eventos para celebrar los nacimientos del Báb (hace 198 años) y de Bahá’u’lláh (hace 200 años) en ciudades, pueblos, aldeas, vecindarios y hogares en todos los paises y continentes del planeta.

La vida y escritos de Bahá’u’lláh cautivaron y ejercieron tal atracción entre sus contemporáneos que miles de ellos estuvieron dispuestos a dar hasta su vida por Él y para extender Su religión por todos los continentes. Por eso es importantísimo saber Quién fue Él y qué enseñó a la humanidad.

Hoy, cuando se cumplen 200 años de Su nacimiento, y a pesar de que Él sufriera más de 40 años de carcel, persecuciones y exilio y que muriera aun siendo prisionero, la Fe de Bahá’u’lláh está esparcida por todo el mundo y abarca a 2,100 grupos étnicos, raciales y tribales que componen la comunidad universal más diversa del planeta. Sus escritos y misión son cada vez más conocidos y aceptados en todo el mundo. Millones de personas están aprendiendo a aplicar Sus enseñanzas en sus vidas y en sus comunidades, para lograr el mejoramiento del mundo.

“En verdad os digo: éste es el Día en que la humanidad puede contemplar el Rostro y oir la Voz del Prometido.”   Bahá’u’lláh

“Yo soy el Sol de la Sabiduría y el Océano del Conocimiento. Animo a los desfallecidos y hago revivir a los muertos. Yo soy la Luz de guía que ilumina el camino. Yo soy el Halcón Real posado en el brazo del Todopoderoso. Yo despliego las alas caídas de toda ave herida y le ayudo a remontar el vuelo.”  Bahá’u’lláh