¿Qué hacen los bahá’ís?

¿QUÉ HACEN LOS BAHÁ’ÍS?

Desde el nacimiento de la Fe Bahá’í en el siglo XIX, un número creciente de personas han encontrado en las enseñanzas de Bahá’u’lláh una convincente visión de un mundo mejor.

La comunidad a la que pertenecen es una comunidad de aprendizaje y acción, libre de cualquier sentimiento de superioridad o pretensión de una comprensión exclusiva de la verdad. Es una comunidad que se empeña en cultivar la esperanza acerca del futuro de la humanidad, por fomentar el esfuerzo con propósito, y en celebrar los esfuerzos de todas aquellas personas alrededor del mundo que trabajan para promover la unidad y aliviar el sufrimiento humano.

Los bahá’ís aceptan que hay un doble propósito para sus vidas: dar atención a su propio crecimiento espiritual e intelectual y contribuir a la transformación de la sociedad. Este doble propósito ayuda a dar forma a los esfuerzos de los bahá’ís en todas las áreas.

¿Qué actividades realizan los bahá’ís?

Las actividades básicas que ofrece la comunidad bahá’í son para todas las personas, sin importar sus creencias, su condición social, su nacionalidad o su etnia. Las actividades bahá’ís nos ayudan a convertirnos en mejores seres humanos, a descubrir los talentos y capacidades que poseemos y a ponerlos al servicio de los demás.

Invitamos a personas de buena voluntad y deseo de servir a participar en todas estas actividades y para los que sienten el compromiso de aportar al mejoramiento de sus comunidades, les invitamos a capacitarse para ofrecer estos servicios.

Círculos de Estudio

En las enseñanzas bahá’ís encontramos que “es de hecho un hombre quien hoy se dedica al servicio de toda la raza humana”. En condiciones de igualdad y con un método participativo de aprendizaje, las personas que integran un círculo de estudio bahá’í avanzan juntos por un sendero de servicio. Al tiempo que exploran las enseñanzas, buscan maneras de aplicarlas en su vida diaria. Con la ayuda de un tutor, avanzan por una secuencia de cursos que los prepara para los diversos servicios que los diferentes grupos de edad necesitan para desarrollarse espiritual y materialmente.

Clases para Niños

Para niños de 5 a 10 años, estas clases semanales nutren los corazones y mentes tiernos de nuestros niños. Cada clase gira en torno a una virtud. Así a través de la memorización y estudio de citas y oraciones, historias, juegos, dibujos y canciones, los niños aprenden acerca de las cualidades que los seres humanos poseemos y podemos desarrollar tales como la generosidad, la amabilidad, el amor y el servicio.

La comunidad bahá’í ofrece este servicio en apoyo a la labor que los padres realizan por educar a sus hijos y proveerles de las herramientas para hacer frente a los retos de nuestro tiempo.

Programa de Empoderamiento Espiritual de Prejóvenes

La etapa de la adolescencia es crítica; el prejóven (entre los 11 y 14 años) emprende una búsqueda para forjar su propia identidad. Ante un mundo tan lleno de peligros morales, no debería dejársele sin una formación que le ayude a tomar decisiones correctas y canalizar la desbordante energía que posee hacia fines nobles y constructivos.

¿Qué es un grupo prejuvenil?

Son grupos muy dinámicos, alegres, unidos y creativos. Sus miembros se reúnen semanalmente con la presencia de un animador quien facilita las actividades del grupo, les ayuda a prepararse y a liberar su potencial espiritual e intelectual, aspirando a la excelencia moral en todos los aspectos.

Reuniones de Oración o Devocionales

La oración es el alimento del alma, es una conversación amorosa con nuestro Creador. En un ambiente de espiritualidad y  belleza, nos reunimos con nuestros amigos, vecinos y familiares para juntos orar por un propósito. Oramos por los niños, por los enfermos, por la paz, y muchas otras causas. La oración nos une y nos acerca a Dios. Y al tiempo que nuestros corazones armonizan con los propósitos divinos, nuestras almas se refrescan y alcanzan una profunda paz.

Nos asegura Bahá’u’lláh que cualquier hogar en el que se ore, es bendecido por Dios.

Otras Actividades

Además de las actividades básicas mencionadas arriba, la comunidad tiene otros espacios en donde se reúne para distinto fines, como:

  • Reuniones para consultar sobre la administración de los asuntos de la comunidad
  • Reuniones regulares para fortalecer la unidad en la comunidad
  • Reuniones para reflexionar sobre los avances de la comunidad
  • Celebraciones de días sagrados y/festivos
  • Tertulias o conversatorios para compartir las enseñanzas de Bahá’u’lláh con amigos y otros allegados

La mayoría de estas reuniones son abiertas a todo el mundo y todos pueden sentirse bienvenidos a participar y aprender juntos.